Un nutricionista de Temuco se convirtió en el primer voluntario en recibir la vacuna de prueba contra la covid-19 del consorcio CanSino en La Araucanía.

Un nutricionista de Temuco se convirtió en el primer voluntario en recibir la vacuna de prueba contra la covid-19 del consorcio CanSino en La Araucanía. El estudio de la inyección, que es dirigido en la misma región, tendrá sus conclusiones en un plazo de tres a cuatro meses.

Aunque en un principio estaba planificada para el miércoles, fue este jueves cuando se realizó la primera inoculación de prueba. El recinto escogido fue el Hospital Hernán Henríquez Aravena de Temuco y quien recibió la inyección es Nicolás Martínez, un joven nutricionista de la Universidad de La Frontera.

 

El primer voluntario sometido al estudio de fase tres en la región, comentó que “no duele mucho, la verdad es que es como cualquier otra vacuna, bastante pequeñita (…) es intramuscular así que es en el brazo”, agregó que sentía pesadez en la extremidad tras el pinchazo. Las únicas personas que no pueden presentarse como voluntarias, son aquellas que hayan sufrido la enfermedad, tengan una afección de base no controlada, sean portadores del VIH o estén en periodo de gestación. Además, se informó que la mitad de los participantes de las pruebas recibirán un placebo, por lo que en los próximo tres o cuatro meses -después de hacer una comparación en la tasa de contagios de ambos grupos- podrán conocerse sus resultados y efectividad. Respecto a la vacuna del laboratorio Pfizer, que ya fue autorizada para su uso masivo, la Seremi de Salud –replicando lo anunciado por el presidente Piñera- confirmó que una porción de las primeras dosis llegará a La Araucanía y será administrada al personal que se desempeña en Unidades de Pacientes Críticos.