La ministra del Interior, Carolina Tohá, recalcó este martes que las autoridades deben actuar con firmeza para evitar que se vuelva a construir en la zona en la que se produjo el último incendio en Viña del Mar, en medio de la preocupación por el posible uso que le podrían dar empresas inmobiliarias o los propios afectados por el siniestro.

La ministra del Interior, Carolina Tohá, recalcó este martes que las autoridades deben actuar con firmeza para evitar que se vuelva a construir en la zona en la que se produjo el último incendio en Viña del Mar, en medio de la preocupación por el posible uso que le podrían dar empresas inmobiliarias o los propios afectados por el siniestro. En entrevista con Radio Universo, la jefa de gabinete fue consultada sobre si es posible levantar viviendas en ese sector, a lo cual respondió que “ahí hay una respuesta técnica que hay que dar que no me corresponde a mi desde el Ministerio del Interior responder”, aunque apuntó a la necesidad de tomar “decisiones dolorosas” al respecto. No obstante, agregó que esas determinaciones “se refieren a cuando se construye en zonas de exclusión y hay de por medio aparentemente una necesidad social que tiende a tener una mirada como laxa. El problema es que eso no tiene ningún tipo de sensibilidad social”. “Porque hacer que una persona o una familia de escasos recursos se ponga a vivir en un lugar de riesgo y permitirlo eso es al revés, es una especie de comodidad moral, de no pensar el problema para tener la impresión de que uno está siendo solidario, pero eso no es solidario”, recalcó. En ese contexto, Tohá indicó que “en la zona donde es riesgoso construir no se debe permitir que se construya y se debe tener una gran firmeza. Normalmente cuando el fuego no está ahí a la vuelta de la esquina, nos relajamos y como que ya no moleste tanto con la basura, con despejar los pastizales o construir donde no está permitido”. “Pero hay que molestar y las autoridades que resuelven estos problemas no son solamente las que llegan el día del incendio, sino las que cuando se acaba el incendio mantienen la misma firmeza para proteger a las personas para que esto no se repita”, subrayó la secretaria de Estado. En esa línea, recordó que en la zona de Valparaíso y de Viña “tenemos una mezcla de elementos que es la tormenta perfecta para estos incendios urbanos”, mencionando la proliferación de campamentos y a las quebradas “que se transforman en los momentos de sequía en pastizales y que se prenden muy fácilmente”. “Esas cosas hacen que Valparaíso y Viña sean un lugar de altísimo riesgo de incendios urbanos. Hemos tenido varios ya. O sea, ni siquiera es riesgo, es una experiencia, la hemos visto una y otra vez. Entonces, en estos lugares hay que ser particularmente estrictos”, remarcó. Asimismo, la titular de Interior afirmó que “en este incendio ya tenemos una primera hipótesis de cómo se generó. La Bidema, que es la brigada de delitos ambientales de la PDI, ha hecho un levantamiento y tiene más o menos claro como partió. Yo no voy a adelantar eso, porque es información preliminar”. “Pero todo indica que fue un acto de imprudencia de un grupo de personas que con total frivolidad iniciaron un fuego y eso terminó con dos fallecidos y centenares de familias que perdieron sus casas. Entonces, hay que tomárselo como realmente en serio y ponerse pesado con esas cosas, cargantes”, concluyó.