Hoy se conmemora el Día del Trabajador Radial en todo Chile, en homenaje a los que laboran en la radiodifusión y permiten seguir consolidando el medio de comunicación más creíble y con mayor alcance.

Cada 21 de septiembre se conmemora el “Día del trabajador radial”, fecha que se instauró el año 1942, durante el Gobierno de Juan Antonio Ríos. En 1991, bajo el Gobierno del Presidente Patricio Aylwin, la celebración se reconoció a través de un Decreto Supremo, con el que se oficializó la fecha como el “Día Nacional del Trabajador de la Radiodifusión Sonora”. La iniciativa surgió como una forma de celebrar a los miles de trabajadores radiales que durante los 365 días del año trasmiten de forma continua, incluso para Navidad, Año Nuevo y Fiestas Patrias. Aunque en un principio la fecha silenciaba las transmisiones de las emisoras durante 24 horas, el año 2000 la Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI), dejó en libertad de acción a las radios que pertenecen al gremio para que no corten sus transmisiones el 21 de septiembre. En tanto que las emisoras no asociadas continúan entregando su labor, como un día normal, aprovechando de recibir saludos y el reconocimiento a su noble trabajo, muchas veces anónimo de parte de sus locutores, a quienes se les identifica sólo por la voz a diferencia de la televisión.