El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró que es “inmoral” que las empresas petroleras y gasistas estén registrando ganancias récord en medio de la actual crisis energética e instó a todos los Gobiernos a gravar sus “beneficios excesivos”. “Esta codicia grotesca está castigando a las personas más pobres y vulnerables mientras destruye nuestro único hogar”, dijo Guterres.

El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró que es “inmoral” que las empresas petroleras y gasistas estén registrando ganancias récord en medio de la actual crisis energética e instó a todos los Gobiernos a gravar sus “beneficios excesivos”. “Esta codicia grotesca está castigando a las personas más pobres y vulnerables mientras destruye nuestro único hogar”, dijo Guterres. Por esto, el jefe de Naciones Unidas pidió a los Gobiernos de todo el mundo que impongan impuestos a estos “beneficios excesivos” y usen lo recaudado para “apoyar a las personas más vulnerables en estos momentos difíciles”. Además, recordó que las ganancias combinadas de las mayores empresas energética a nivel global se acercaron en el primer trimestre de este año a los 100 mil millones de dólares y que el negocio de este sector tiene un “coste masivo” en efectos medioambientales.