Cuatro mujeres fueron detenidas tras la fiscalización que se realizó este viernes en un jardín infantil clandestino de Maipú.

Cuatro mujeres fueron detenidas tras la fiscalización que se realizó este viernes en un jardín infantil clandestino de Maipú. Este se encontraba operativo a pesar de la pandemia. Según denunció la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, en el lugar habían cuatro niños que eran hijos de trabajadores de Fruna. Martorell dijo que dicha empresa entregó una autorización al jardín para cuidar a niños, sin tener facultades para ello. Tras la fiscalización, se detuvo a cuatro personas: la sostenedora (quien además está embarazada), dos educadoras de párvulos y una auxiliar de aseo. Además, según información de la Fiscalía Occidente, se trabaja para establecer quién emitió la autorización al jardín desde la empresa Fruna. Esto para determinar más aprehensiones. Según Luis Cortés, fiscal jefe de Maipú, podrían darse dos delitos. Uno es el funcionamiento del jardín en medio de la pandemia. El otro, en tanto, sería el posible forzamiento de trabajadores a desempeñar labores no esenciales.