A partir del 1 de octubre entrarán en vigencia una serie de cambios sanitarios anunciados el pasado 21 de septiembre por el Ministerio de Salud, luego de decidir que Chile contaba con un escenario epidemiológico positivo que permitía que todo el territorio nacional avanzara hacia la fase de ‘apertura’.

A partir del 1 de octubre entrarán en vigencia una serie de cambios sanitarios anunciados el pasado 21 de septiembre por el Ministerio de Salud, luego de decidir que Chile contaba con un escenario epidemiológico positivo que permitía que todo el territorio nacional avanzara hacia la fase de ‘apertura’. En razón de aquello, desde mañana sábado se iniciará una nueva etapa de la pandemia. En concreto, a contar del 1 de octubre el uso de la mascarilla deja de ser obligatorio y pasa a ser un insumo recomendado para colocarse en el trasporte público y espacios de aglomeración. Sin embargo, y acorde con lo establecido por la autoridad sanitaria, el cubre bocas -como se le llama en otros países- seguirá siendo exigido en los centros de salud. En esa línea, un centro comercial o restaurante no puede solicitar su uso. “Se mantendrá la obligatoriedad en todos los consultantes a los establecimientos asistenciales y será altamente recomendable en todas las condiciones donde pueda haber aglomeraciones, como es por ejemplo los eventos, reuniones de muchas personas como es el transporte público y privado. Ahí se mantiene esta recomendación del uso de mascarillas”, dijo la ministra Ximena Aguilera. Lo mismo ocurre en los establecimientos educacionales. Pues, el ministerio de Educación informó que “el uso de mascarillas ya no será obligatorio en educación parvularia, básica ni media, ni en ninguna modalidad del sistema educativo. En este sentido, la decisión de utilizarla al interior de las salas de clases es únicamente de cada estudiante y apoderado/a”. Otros dos cambios importantes que comenzarán a regir desde este 1 de octubre, es que el pase de movilidad dejará de ser exigido, no obstante, no será eliminado. Es importante precisar aquello, ya que el Ministerio de Salud estableció que, eventualmente y si el escenario epidemiológico empeora, se podría volver a implementar por obligatoriedad para ingresar a espacios cerrados o de consumo. Y en consecuencia de lo anterior, desde mañana sábado ya no existirán las restricciones por aforo. En razón de aquello, ahora la presencialidad en los colegios será obligatoria. “Todas las actividades se seguirán realizando de manera presencial y la asistencia será obligatoria”, especificó el Mineduc. Y dado que se descontinuará el pase de movilidad y se eliminan las limitaciones de aforo en espacios abiertos y cerrados, tanto en los colegios como en todos los recintos se debe promover la ventilación, la vacunación y las medidas de autocuidado. En esa línea, se recomendará que los lugares cerrados realicen adaptaciones graduales para mejorar las condiciones de ventilación a largo plazo y así enfrentar de mejor manera brotes de enfermedades respiratorias. Bajo ese contexto, la cartera señaló que algunas de las medidas de prevención que se mantendrán vigentes son la ventilación de las salas de clases, el lavado de manos con jabón o uso de alcohol gel cada 2 o 3 horas. Por ello, se hizo un llamado a la comunidad a estar alerta ante la presencia de síntomas de covid-19 en los estudiantes, y a no enviar a los alumnos en caso de presentar síntomas respiratorios. En caso de brotes, el Mineduc estableció que cambiar el accionar.

Pese a que el pase de movilidad dejará de ser exigido, el Ministerio de Salud continuará su campaña de vacunación para aquellas personas que no hayan cumplido su esquema de vacunación contra el covid-19 hasta la cuarta dosis, es decir, para los grupos que se encuentren rezagados. Adicionalmente, se incorporará al Programa Nacional de Vacunación (PNI) la nueva vacuna bivalente contra el covid-19, dirigida a grupos de riesgo según las indicaciones que entreguen los expertos (CAVEI y CNRP), como una estrategia anual, al igual o similar a la campaña de influenza.