PDI INVESTIGA DERRAME EN AGUAS DEL RÍO BLANCO

15 días es el plazo que se estableció desde la gobernación provincial de Los Andes para poder trabajar en terreno, tomar muestras, cotejar datos y así conducir posibles aristas penales y sancionatorias contra quienes resulten responsables del derrame que este miércoles afectó -por un lapso de dos horas- las aguas del río Blanco, uno de los afluentes del río Aconcagua. El jefe de la Prefectura Policial Provincial de la PDI de Los Andes, subprefecto Daniel Moraga, detalló parte de las labores que realiza la policía civil para indagar los detalles de este hecho, que incluyen además de la inspección aérea en helicóptero, las tomas de muestras e incluso indagatorias dentro de las propias instalaciones de Codelco Andina. Codelco División Andina informa que en horas de la noche y luego de mediciones ininterrumpidas en la red de puntos de monitoreo establecida para los ríos Aconcagua y Blanco, la calidad del agua del río se mantuvo en los rangos normales. Lo anterior confirma lo informado en primera instancia por División Andina, en cuanto a que el incidente ambiental ocurrido ayer no comprometió la calidad de las aguas del Valle de Aconcagua. Estos resultados fueron confirmados por la empresa sanitaria ESVAL, la cual en horas de la noche reanudó las captaciones desde el río para sus procesos de generación de agua potable. El rompimiento del ducto ocurrió en las cercanías del kilómetro 15, al interior del área industrial en la cordillera.