Historias del Mundial: Samuel Umtiti, de un desconocido pasado a la decisión clave que hoy lo tiene como “héroe” de Francia

Samuel Yves Umtiti. Defensa. 24 años. Pertenece a los registros del Barcelona. Y hoy es el “héroe” de Francia en el Mundial de Rusia. El zaguero, nacido el 14 de noviembre de 1993, marcó el solitario gol con que el seleccionado galo derrotó a Bélgica y clasificó a la gran final de la cita planetaria. NOTICIA RELACIONADA Francia se deshace de Bélgica con un gol de cabeza y se mete en la gran final del Mundial 142 Esa anotación ha hecho que el defensa sea catalogado como “héroe” por la prensa francesa, ya que llevó a su país a su tercera final de un Mundial en los últimos 20 años. Pero para llegar lejos Umtiti tuvo que dar varios pasos. Apenas tenía 2 años cuando sus padres decidieron partir de la ciudad de Yaoundé Camerún, su país de origen. El destino elegido fue Lyon, Francia. Tras unos meses en Villeurbanne, la familia se instalaría definitivamente en el barrio de Menival, donde comenzó a forjar su historia como futbolista. Motivado por la decisión de su madre de que realizara alguna actividad física, Umtiti se incorporó con sólo cinco años al modesto Menival FC para realizar lo que más le apasionaba: El fútbol. Allí dio sus primeros pasos y no precisamente como defensa. Su desconocido pasado dice que el hoy “héroe” de Francia se inició jugando como delantero. De “9”, muy lejos del área de su equipo. A su corta edad las diferencias con sus compañeros eran claras, al menos así lo recuerda el presidente del Menival, Saïd Intidam. “Tenía cinco años y ya podía jugar con los de diez sin mayores problemas”, expresaba el timonel. “Era el jefe del equipo. No era un jugador para el Menival sino para un grande como Lyon o Saint-Étienne”, recordaban sus cercanos, quienes no fallaron en su análisis.

Compártelo: