El retorno de Pedro Aguirre Cerda: Inauguran monumento del Presidente que creó Corfo y expandió la educación

Hace más de una década que la petición existe: que la figura del ex Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda, retorne a La Moneda a través de un monumento en la Plaza de la Constitución. Este martes, la inquietud se materializará en una escultura de más de tres metros de altura. Fue en 2014 cuando surgió la idea de mover la estatua que se alza en el Parque Almagro. En 2012, fue el Partido Radical el que solicitó que se trasladara el que existe en el Paseo Bulnes, y se dice que hace casi 20 años fueron sus descendientes quienes hicieron la misma petición. La idea habría sido desestimada por no tener relación estética con las otras esculturas de la plaza. 4 Ex presidentes estarán en la Plaza de la Constitución Finalmente, el monumento que se inaugurará fue creado desde cero. Se trata de una figura de bronce sobre una base de hormigón, que fue financiada por la Gran Logia de Chile, a la que perteneció desde los 27 años y quienes impulsan la iniciativa hace más de cinco años. El ex Presidente se sumará a las cuatro figuras históricas que se erigen en la Plaza de la Constitución, quienes empezaron a llegar a partir de la década de los 90, como gesto de reconciliación política posterior a la dictadura y con el fin de embellecer los alrededores de La Moneda. El primero fue Jorge Alessandri Rodríquez, a quien hoy acompañan Eduardo Frei Montalva, Salvador Allende y Diego Portales. En la estatua, Aguirre Cerda estará de pie en solitario, a diferencia de sus otros monumentos, donde lo acompañan niños y la frase que fue el lema de su período como Presidente: “Gobernar es educar”. “La educación es el primer deber” Aguirre Cerda se tituló en el año 1900 como profesor de Castellano y Filosofía en la Universidad de Chile, estudios que se financió ejerciendo la docencia en varios liceos, mientras impartía clases en forma gratuita en escuelas nocturnas para obreros. Una vez recibido, trabajó en la Escuela de Suboficiales del Ejército, en el Liceo Barros Borgoño y en el Instituto Nacional. Luego se convirtió tres veces en diputado, cargo desde donde se preocupó de impulsar la Ley de Instrucción Primaria. 500 Escuelas creó durante su mandato Se convirtió en Presidente de la República en diciembre de 1938, con “Gobernar es educar” como lema de campaña. Otra de sus frases era “La educación es el primer deber y el más alto derecho del Estado”. Por eso expandió la instrucción primaria con la construcción de más de 500 escuelas, casi sextuplicando el número de alumnos matriculados durante su período. También destacó por desarrollar una activa política cultural, promoviendo que se le otorgara el Premio Nobel de Literatura a su amiga Gabriela Mistral seis años antes de que se concretara. También ordenó que se elaborara un proyecto de ley para crear el Premio Nacional de Literatura, que se promulgó en 1942. Creó, además, el programa de la “Defensa de la Raza y el Aprovechamiento de las Horas Libres”, orientado a la ocupación del tiempo libre de hombres, mujeres y niños de sectores populares. La creación de Corfo y la llegada de refugiados Su mandato también dio un fuerte acento al proceso de industrialización, para lo que fundó la Corporación de Fomento a la Producción (hoy Corfo) como parte de un plan de desarrollo económico que contemplaba la construcción de plantas eléctricas y siderúrgicas, la explotación del petróleo y la mecanización de la agricultura. A partir de entonces, nacieron empresas como Endesa, Enap y Iansa, entre otras que se dedicaron a fomentar el crecimiento del país. También acompañó el proceso con capacitación y educación en temas industriales y agrarios. Escribió, incluso, dos libros sobre el tema: “El problema industrial” y “El problema agrario”, donde postulaba que el Estado debía redistribuir las tierras improductivas. Aunque su programa contemplaba la reforma agraria, no llegó a efectuarse bajo su mandato. “A Lucila Godoy… nuestra Gabriela” Dedicatoria en su libro “El problema agrario” Gestionó, junto a Pablo Neruda, el traslado al país de un alto número de refugiados españoles en el carguero Winnipeg, además de recibir a refugiados judíos que escapaban de los territorios ocupados por el nazismo. Fue, también, quien estableció los límites de la Antártica Chilena ante una ofensiva noruega. Aguirre Cerda alcanzó la presidencia a la cabeza del Frente Popular, que se creó en 1937 como una defensa al régimen democrático, la libertad, y la lucha contra el fascismo y el nazismo. Lo integraban socialistas, comunistas democráticos, la Confederación de Trabajadores y el Partido Radical, tras alejarse de la segunda presidencia de Alessandri Palma por su giro a la derecha. Su mandato, que terminó de manera abrupta cuando falleció en ejercicio de sus labores en 1941, producto de una tuberculosis, inició un ciclo de tres períodos para los radicales. En su honor fue bautizada la comuna Pedro Aguirre Cerda, en Santiago poniente, la única que lleva el nombre de un ex Mandatario.

Compártelo: